Enividia buena y mala

/ viernes, 1 de junio de 2012 /
Leí un artículo de una revista que se llama "Muy interesante" sobre la envidia, y descubrí que hay envidia buena y envidia mala.

Verde de envidia

 La RAE ha definido la envidia como tristeza o pesar del bien ajeno, o como deseo de algo que no se posee. Yo siento algo parecido ahora mismo. Me explico:

 Envidio mucho a la gente que supo desde pequeña qué hacer con su vida.Qué iba a estudiar y todo eso. Yo con 25 años, y luego de dejar una carrera en diseño de modas (¡y no me arrepiento!) es ahora que descubro lo que de verdad me gusta hacer: Comunicación. Pero, ¿Por qué me costó tanto tiempo darme cuenta?. Es lo que me causa envidia de esas otras personas que desde pequeñas son como el oráculo de Matrix.Lo sabian todo de su vida. ¿Fue que comieron algo que yo no?


Incluso hubo un tiempo en que me senté a pensar (más tiempo del que mi mamá pudo soportar jeje)por qué los demás eran felices y yo no. Del por qué el pasto se veía más verde del otro lado del río que de este. Hasta que un camión de transporte público me abrió los ojos. Fué como el destino.

Un día mientras me lamentaba por mi suerte y de lo vacía de mi vida una guagua marión-feria me dijo  "Si me envidias, trabaja como yo" (bueno no me lo dijo, estaba escrito en la parte de atrás de la guagua con un muñequito al lado haciendo pipí y sacandome el dedo del medio). Eso era. ¡Esa era la solución a mi problema!


Si envidio tanto a la gente exitosa, ¡debo trabajar como ellas!. Entendí de una vez que esa envidia mala y depresiva que sentía, debía convertirla en "una vaina bien". En ganas de superarme.


Pero no es tan fácil...Aunque el primer paso fue darme cuenta que mi propia envidia me hacia mal y que esa energía que consumía maldiciendo a Georgina Duluc y a Milagros Germán por ser tan hermosas y talentosas (ellas son mis celebridades dominicanas favoritas, en especial Georgina) comunicadoras pues, debía empezar a dar mis pasos para cumplir mis sueños yo también que es convertirme en una comunicadora que habla fluido español, inglés y japonés.

A veces uno no se da méritos, pero si miras todo lo que has hecho estoy segura de que hay cosas de las que puedes sentir orgulllo.



Puede ser difícil creerlo, pero puedes usar la envidia más reconcorosa y dañina a tu favor sin hacerle daño a nadie. Intentalo. En mi humilde opinión vale la pena usar la envidia para superarse (¡sólo no se vuelvan como los reguetoneros y cuando alcancen sus sueños no se lo restrieguen a los demás en la cara!)


Aunque sigo sin estar de acuerdo con el aumento de pasaje, ¡gracias guagua ruta Marión-Feria por abrirme los ojos!

Labels

About

 
Copyright © 2010 En mi humilde opinion, All rights reserved
Design by DZignine. Powered by Blogger